26 Junio 2018

Vacaciones

Estos son tus derechos.

Vacaciones

Llegado este punto del año nos encontramos con muchas consultas en nuestro despacho referentes a las vacaciones.

Las dudas y los posibles abusos sobre si pueden pagarlas y no descansar, cuando disfrutarlas, los convenios colectivos y un largo etcétera de casos particulares, nos sugieren desde nuestro despacho, aclarar varios puntos fundamentales que seguro aclaran la situación.

Como toda norma regulada, la de las vacaciones tiene su normativa y está contemplada en nuestra constitución como un derecho del trabajador. En estos términos:

1. El periodo de vacaciones anuales retribuidas, no sustituible por compensación económica, será el pactado en convenio colectivo o contrato individual. En ningún caso la duración será inferior a treinta días naturales.

2. El periodo o periodos de su disfrute se fijará de común acuerdo entre el empresario y el trabajador, de conformidad con lo establecido en su caso en los convenios colectivos sobre planificación anual de las vacaciones. En caso de desacuerdo entre las partes, la jurisdicción social fijará la fecha que para el disfrute corresponda y su decisión será irrecurrible. El procedimiento será sumario y preferente.

3. El calendario de vacaciones se fijará en cada empresa. El trabajador conocerá las fechas que le correspondan dos meses antes, al menos, del comienzo del disfrute. Cuando el periodo de vacaciones fijado en el calendario de vacaciones de la empresa coincida en el tiempo con una incapacidad temporal derivada del embarazo, el parto o la lactancia natural o con el periodo de suspensión del contrato de trabajo previsto en los apartados 4, 5 y 7 del artículo 48, se tendrá derecho a disfrutar las vacaciones en fecha distinta a la de la incapacidad temporal o a la del disfrute del permiso que por aplicación de dicho precepto le correspondiera, al finalizar el periodo de suspensión, aunque haya terminado el año natural a que correspondan. En el supuesto de que el periodo de vacaciones coincida con una incapacidad temporal por contingencias distintas a las señaladas anteriormente que imposibilite al trabajador disfrutarlas, total o parcialmente, durante el año natural a que corresponden, el trabajador podrá hacerlo una vez finalice su incapacidad y siempre que no hayan transcurrido más de dieciocho meses a partir del final del año en que se hayan originado. Las vacaciones, según refleja el artículo 38 del Estatuto de los Trabajadores, recoge que nunca pueden ser menos de 30 días naturales al año, ya sea una jornada completa, parcial o una reducción. Además, la ley dice que el calendario de vacaciones se fijará en cada empresa, lo cual no significa que la empresa tenga la potestad de organizar a su libre albedría, si no que se tendrá que llegar a un acuerdo con el trabajador y, en caso de discrepancia, habría que resolver la situación vía judicial.

Los periodos de disfrute preferentes, quien tiene prioridad de elección y reglas para la fijación de estas pueden venir reguladas por los convenios colectivos en función del sector al que pertenezca la empresa.

Al ser un derecho, el trabajador puede reclamar todos los días de vacaciones que no ha disfrutado, ya que no serían compensables económicamente salvo en dos casos excepcionales: cuando acabe la relación laboral y haya días pendientes sin disfrutar y cuando exista un contrato por ETT de hasta un año de duración.

Dada la gran diversidad de convenios colectivos y sectores de trabajo sujetos a éstos, ante cualquier duda o sospecha de que nuestros derechos están siendo vulnerados, recomendamos la consulta con un abogado laboralista para actuar con el criterio y el procedimiento adecuados.

Comentarios (0)

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.