20 Mayo 2018

Transmisión de vivienda

¿Heredar o donación?

Transmisión de vivienda

Es este un tema recurrente en nuestro despacho, clientes que se ven en la tesitura de decidir si esperar a heredar una vivienda de sus padres o hacer una donación en vida de éstos. Veamos, a grandes rasgos, qué implica cada una de las dos opciones.

Recibir vivienda en herencia

Cuando heredamos una vivienda, lo primero que hemos de hacer es valorarla con el fin de conocer su valor real. La Consejería de Economía y Hacienda de la Comunidad Autónoma es la encargada de fijar el valor fiscal que determinará el valor sobre el que aplicar el impuesto.

El Impuesto sobre Sucesiones depende del valor del inmueble heredado, de tal manera que cuanto más valor tenga el inmueble, mayor será el importe a pagar. Sólo si la vivienda es la vivienda habitual del fallecido, podremos beneficiarnos de reducciones en la tributación.

Recibir vivienda en una donación

Si se trata de una donación, lo habitual es ir al notario, efectuar una escritura de donación, y acto seguido pagar el impuesto para, finalmente hacer la inscripción en el Registro de la Propiedad. Se requiere escritura pública para que la donación de inmuebles sea válida.

En la mayor parte de las Comunidades Autónomas existen bonificaciones o reducciones para el que lo recibe, pero el donante ha de declarar en su declaración de IRPF el incremento experimentado con esta operación.

¿Se paga lo mismo por donar que por heredar?

Por lo general suele ser más favorable a efectos tributarios que la transmisión se efectúe por herencia, es decir por sucesión, ya que las reducciones, bonificaciones y deducciones suelen ser más altas y sobre todo porque a veces en el caso de las donaciones ni tan si quiera existen.

El coste de una donación está en función del valor del bien donado, las posibles bonificaciones, y sobre todo el grado de parentesco entre donante y donatario.

El Impuesto sobre Sucesiones es un impuesto estatal, pero cedido a las Comunidades Autónomas lo que significa que cada una de ellas, establece su propia normativa al respecto, pero como norma general, el valor de la vivienda determina la cuantía a pagar.

Entre padres e hijos se puede realizar una compraventa para transmitir un inmueble. Eso si, hay que ir a un notario, solicitar una escritura de compraventa y pagar el impuesto correspondiente que será el de Transmisiones Patrimoniales. Como tal compraventa, debe existir contraprestación dineraria, porque de lo contrario, estaríamos ante una donación. Básicamente esa es la diferencia entre donar y vender, la existencia de dinero a cambio del inmueble. Como apunte, señalar que el valor que ha de asignarse al inmueble es como mínimo el valor fiscal antes mencionado. Es importante que la venta de una vivienda de padres a hijos se haga a precio de mercado, no solo para no tener problemas con el fisco, sino también para evitarlos en un futuro entre los herederos, ya que si la operación se realiza por un precio muy bajo, se podría entender una donación encubierta.

Entonces, ¿donación o  heredar?

Hay que estudiar cada caso de forma concreta y ver cuál es la mejor opción fiscal, por ello desde Piñar Moreno Abogados, ofrecemos todo el asesoramiento necesario para lograr que esa decisión sea siempre la más ventajosa para nuestros clientes.

Comentarios (0)

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.